Inviernos

Blanca la nieve como la nieve blanca,

Canoso el viento de mi tiempo

De pensamientos, revoloteo de flores

De almendros blancos cuajados

De besos y tiernas alas, como ojos

Que miran y otean sobre las cúspides

Verdes de escarchas, desnudez pura

De esta nada, esqueletos de belleza,

Que me sorprenden amaneceres

Pasando el puente helado, pisadas

Ausentes, riscos o vagos recuerdos,

Aquí comienzan mis ardores, quietos

De sombras esparcidas a los pies,

Sobre el piso de nostalgia.

A %d blogueros les gusta esto: