Navegando

Navego por un mar de nubes
Destellos de luz me asombran
Las sombras me asechan
Mientras las ruedas giran y giran
Camino de la nada
Allí donde el metal me espera
Navego por la autopista oscura
No miro al pasar los pasos de las alas
Mi volante es suave en mis manos
Destellos blancos rompen la noche
El desfiladero pronto llegará
Sobrevuelo este infinito

A %d blogueros les gusta esto: