Fakir

Fui fakir en Benarés,
Dormía sobre puntas de cristal,
Soñaba con fuegos,
Ayuné seis meses
Y mis huesos eran blancos,
Al alba tragaba espadas,
Respiraba petróleo,
Descendía al río sagrado
Por las escalinatas anaranjadas,
Porosas, polvorientas, cálidas,
Azafranadas que tanto amaba,
Me purificaba con agua de corriente
Y el frescor era espeso y pastoso
Como lengua de lava,
Mientras, la plata era un tiempo
Sin fin, rumoroso advenimiento,
Líquida porfía, y los astros
Desgranándose, desorden divino,
Entropía que mi corazón
Pintaba, de azul, sobre lienzo
Verde y agua, blanco jazmín,
Junco venidero, amatista
De la frente

A %d blogueros les gusta esto: