La cerca

He puesto una cerca a mis sueños, los pájaros vinieron a posarse, el musgo refrescó mis pies desnudos heridos por la sangre, se elevó el pino sobre el sol y me dió sombra, nacieron flores de color, se abrió la tierra para dar paso a la fuente clara, me regocijé, y pensé en creer que los sueños son como la vida, como el mar, las estrellas, vino la noche de tempestad, arrancó cerca y lo que había crecido se esfumó como va el humo, desde abajo hacia arriba, y al oeste, y si mi memoria no me falla, eso fue lo que ocurrió

A %d blogueros les gusta esto: