Mandala

Un millón de caras giran y tornasolean un mandala de glorias y brillantes, engranaje de bendición, si tu libertad es tu ira o tu amor, ven a Sevilla y luego nos iremos a Málaga vía Antequera, nos pararemos en los chiringuitos a comer pescaíto frito y tomaremos cerveza rubia, nos miraremos francos y nuestras risas elevarán un tono mayor, los mandalas giran sobre sí mismos y giran alrededor los unos de los otros, y giran todos a una en perímetros imposibles, ensanche de mi consciencia y tu pulcra perdición, si eres oscura sombra, yo blanco candor

A %d blogueros les gusta esto: