Gulags

No todo Gulag es el de Kola, el mío es de la tundra con sueños de taigas, el mío navega por los ríos infinitos de la Siberia sin fin, se trasvasa de un valle a otro, se perpetua con las cordilleras heladas, se propaga en camiones cisternas, como los tigres blancos de la Siberia es invisible de lejos, es inaudible de cerca, como los lobos blancos de la Siberia aúlla en el bosque de álamos blancos, en las arboledas de los chopos pálidos, y mis pisadas en la nieve del hielo crugen como sapos tostados, y voy caminando por desierto helado, voy ahumando este aire helado, helado y blanco, con vapores cálidos, con sueños de taigas en mi mano

A %d blogueros les gusta esto: