Esa tiranía

Mientras corría sangre a cuchillas de la negra muerte,
La tiranía de los hombres malos oscurecía la voz suave,
Mientras la tierra nuestra sucumbía,
La tiranía de los hombres malos callaba la luz del mediodía,
Y mientras la misma vida se caía,
La tiranía de los hombres malos hacía que mis pasos fueran dados

A %d blogueros les gusta esto: